WEINLICH STEUERUNGEN
 


Comprobación de la calidad en motores de vehículo repasados

Los motores de vehículo desgastados, especialmente los de camiones y autobuses, en gran parte no pasan a la chatarra, sino que son repasados. Claro está que un motor repasado debe ser igual de bueno que un motor nuevo. Es decir que debe tener las mismas características técnicas, dicho de otra manera: debe tener la misma calidad.

La calidad de un repaso de motor se demuestra con la mayor seguridad haciendo un control de la potencia en el que el motor es sometido a una carga mediante un dinamómetro de freno y en el que se miden como mínimo la potencia máxima o bien el par máximo probando uno o varios números de revoluciones. La comprobación de la potencia también puede incluir el consumo específico, la composición de los gases de escapa, la estanqueidad de los pistones (blow by) así como el funcionamiento correcto de todos los elementos de control (encendido, inyección, gestión electrónica del motor). Si los motores son repasados en la casa del fabricante, éstos con frecuencia pasan por los mismos ensayos por los que han de pasar los motores de nueva producción.

Sin embargo, gran parte de todos los repasos no es realizada por el fabricante sino por empresas independientes de diferentes tamaños. Parte de los talleres de repasos pertenece a propietarios de grandes flotas de vehículos como p. ej. compañías de transporte. Estas empresas de repaso de vehículos ponen el mismo afán que los fabricantes de motores y las grandes compañías de repaso en garantizar la calidad de los repasos realizados, efectuando mediciones finales. Por consiguiente, necesitan un banco de prueba de la potencia de motores; sin embargo, las circunstancias técnicas y económicas son completamente diferentes comparadas con las que presentan las compañias grandes:

Hay que ensayar una cantidad mucho más inferior de motores, en casos extremos se examina un solo motor en varios días.

La cantidad de tipos de motor diferentes puede ser baja como en la casa de un fabricante de motores, p. ej. si se trata de una empresa de repasos especializada o de una flota de vehículos con una dotación homogénea; pero también puede ser prácticamente ilimitada.

A pesar de estas diferencias, el coste de una prueba de potencia no debe ser superior al que produce para ello la instalación de ensayo de una compañía grande.

Para conseguir este objetivo,

Además, el banco de prueba de la potencia de motores debería ser incorporable en las diferentes organizaciones de taller, que pueden presentarn una variedad reducida o muy grande de tipos.

Los bancos de prueba de la potencia de motores (dinamómetro de freno) MP(L) 100 S ... MP 2x400 SP de Weinlich cumplen estos requisitos en una medida desconocida hasta ahora:

Inversión total:

La inversión total se limita al coste de adquisición del propio dinamómetro de freno y a una toma de corriente eléctrica. El dinamómetro no necesita ni fundamento ni abastecimiento de agua refrigerante. Gracias a la facilidad de operación, normalmente no hay que inicializar al personal.

Vida útil y mantenimiento

La vida útil es prácticamente ilimitada ya que sólo los rodamientos del freno de corriente de Foucault (exento de desgaste) están sometidos al desgaste, pero éstos presentan una vida útil tan prolongada que normalmente jamás tienen que ser sustituidos. Por cierto, también cabe destacar que la sustitución de los rodamientos no presenta dificultad alguna.

Estando parado, el freno magnético de corriente de Foucault con refrigeración por aire no está en peligro ni por heladas ni por corrosión. Dado que no existe ningún abastecimiento de agua refrigerante, éste tampoco puede correr peligro por heladas o corrosion, y tampoco se precisa ningún tratamiento del agua para mantener la calidad química del agua.

El mantenimiento se limita a la lubricación de los rodamientos en el freno de corriente de Foucault y del árbol articulado.

Gastos de personal

Gracias a la facilidad de operación, cualquier colaborador puede realizar la prueba de potencia; no se precisan especialistas.

Adaptabilidad

Por regla general, los bancos de prueba de la potencia de motores MP(L) 100 S ... MP 2x400 SP son utilizables en diferentes lugares, por lo que permiten una adaptación sencilla a las diversas condiciones empresariales.

Para los casos en los que sólo se tenga que ensayar una cantidad limitada de tipos de motor, Weinlich ofrece sus sistemas modulares de carro RWB con los que se pueden preparar soportes sobre ruedas para motores con un peso máximo de 300 kg a 800 kg. Estos soportes de motor pueden ser equipados con todos los accesorios necesarios para el servicio de un motor, por lo que un motor de un determinado tipo puede ser preparado en su carro específico para la prueba de potencia con el mínimo esfuerzo temporal posible.

Si, al contrario, han de ensayarse muchos tipos diferentes de motor en pequeñas cantidades, Weinlich ofrece un bastidor universal de motor transportable mediante una carretilla elevadora de paletas para pesos de motor de hasta 2000 kg. La posición vertical y horizontal de los apoyos de este bastidor portador es fácilmente ajustable con el motor montado.

Tanto el carro RWB como el bastidor universal pueden ser transportados con el motor montado al banco de prueba de la pontencia de motores, y el motor y su soporte (carro o bastidor portador) pueden ser unidos fácil y rápidamente con el dinamómetro.

Si se quiere hacer girar los motores antes del encendido sin compresión en estado frío, se puede suministrar aparte una unidad de accionamiento. Esta unidad es igualmente transportable mediante una carretilla elevadora de paletas. El acoplamiento del motor y de su sistema portador a la unidad de accionamiento es igual de sencillo que la conexión con el dinamómetro.

A través de este sistema se puede montar cualquier motor en el sistema adecuado de soporte, ya sea un carro RWB con preparación específica o un bastidor portador universal, a continuación puede ser llevado, dado el caso, a la unidad de accionamiento o a la inversa, después puede marchar en vacío y al final puede ser unido con el dinamómetro para que se realice la prueba de la potencia. Después de la prueba de la potencia, el motor en su soporte es separado del dinamómetro para poder volver a desmontar el motor del soporte en otro lugar apropiado para ello.

De esta manera, el montaje y la preparación del motor para la prueba de la potencia así como el desmontaje después del ensayo no ocupan el banco de prueba de motores.

Otras propiedades de servicio

Los bancos de prueba de la potencia de motores (dinamómetros de freno) con freno de corriente de Foucault con refrigeración por aire se distinguen de los frenos hidráulicos y de los frenos magnéticos de corriente de Foucault con refrigeración con agua por el hecho de que sólo pueden ser utilizados con elevada potencia durante un período corto. Este aspecto es compensado por el dispositivo de evaluación, indicación y control con el ordenador MP mediante la posibilidad de ajustar muy rápidamente cualquier estado deseado de servicio gracias al perfeccionado concepto de operación probado desde hace muchos años. Un sencillo dispositivo de impresión de protocolos de medición proporciona aún más rapidez a la realización de las mediciones. Incluso la determinación gravimétrica del consumo específico con la ayuda de una báscula electrónica de precisión conectada con el ordenador MP y su protocolización automática necesitan muy poco tiempo gracias a la exactitud de la báscula y al ordenador MP.

Como resultado final, la rápida medición de potencia y la rápida determinación del consumo específico que permite el ordendaor MP reduce igualmente el esfuerzo total para el ensayo de potencia, contribuyendo de esta manera al rendimiento económico de la comprobación. El protocolo de medición, que es impreso automáticamente y a prueba de falsificaciones, forma la base tanto del sistema de aseguramiento de la calidad dentro de la empresa como del comprobante de calidad en la relación con el cliente. Opcionalmente también se ofrecen otras posibilidades de documentación.